Hace varios meses que tengo el blog abandonado. Ha sido un periodo de búsqueda, como tal vez se pueda deducir de mi último post. Prometí escribir siempre con la intención de encontrar el lado positivo sobre aquello que escribiera, y, sinceramente, en este periodo no he tenido muy firme esa sensación de  positividad interior, ha sido como si una nube de humo oscuro se hubiera instalado justo frente a mis ojos, dejando mi punto de vista ciertamente borroso.

También he de reconocer que, a medida que pasaba el tiempo, más me exigía a mi misma de cara al contenido de esta nueva entrada… tanto tiempo de espera implicaba retomarlo con algo realmente bueno, con unas reflexiones a la altura de todos vosotros, sobre todo de aquellos que me habéis dado un toque diciendo que echabais de menos mi punto de vista.

Me estaba poniendo el listón muy alto y estaba dejando a los miedos pasear por mi cerebro como Pedro por su casa, pues, como dice Sergio Fernández, precisamente en un libro titulado «Vivir sin miedos», la perfección es enemiga de lo bueno, y buscando el post perfecto me he negado la oportunidad de escribirlos y, lo que es peor, os he negado a vosotros la posibilidad de leerlos.

Gracias a todos los que habéis leído este blog en alguna ocasión, gracias a los que habéis comentado mis entradas, gracias a todos los que me habéis pedido que volviera a escribir, pues sin vosotros esto ni me haría ilusión ni tendría ningún sentido; gracias muy especiales a quien leyó en voz alta mi «mundo de Alicia», fue un detalle precioso y aún estoy conmovida; gracias también a quien, después de casi 25 años sin decirme nada, me dijo que echaba de menos mi punto de vista.

Aquí estoy de nuevo, permitiéndome no ser perfecta y con la ilusión de recuperar así un hábito que me ha dado muchas satisfacciones. A los que aún no lo habéis hecho os invito a que os suscribáis, lo podéis hacer desde la parte superior de la columna de la derecha.

Pin It on Pinterest

× Contacta por WhatsApp

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar