En estos días de playa vengo observando como hay gente que ni en vacaciones, -cuando se supone que tenemos una clara disposición al “buen rollito”-  puede dejar de ser un tocapelotis (término adoptado de Rosetta Forner y en relación al cual os recomiendo leer esta ocurrente entrada en el blog de Beatrice Pieper: “¡Un tocapelotis en la vida no, por favor!”)

Bueno, el caso es que desde mi punto de vista detecto muchos ejemplares de tocapelotis a mi alrededor. Me refiero concretamente a esa gente que está esperando que el de al lado haga algo para poder iniciar su pataleo: que tardan mucho en servir el café… pues pataleo va, que la paella no está disponible en el momento que quieren y como ellos quieren… pues pataleo viene,  que les han salpicado de arena en la playa… más pataleo.

Dentro de este tipo de seres humanos podemos hacer una división: los que patalean por lo bajini (dan la murga al compañero pero no se atreven a comentar nada hacia en voz alta), y los que patalean montando el pollo a la primera camarera que haya osado, por ejemplo, servir el café a una temperatura inferior a la esperada.

De los primeros sólo puedo afirmar que comportamiento tan cretino es de complejo análisis y prefiero reflexionar un poco más sobre el asunto antes de lanzarme a escribir con demasiada pasión.

Sobre los segundos diré que han conseguido inspirarme un reto: estas vacaciones voy a dar la vuelta a la tortilla, y en vez de gastar energías en criticar lo negativo voy a dedicarme a poner en voz alta lo positivo; ¡¿por qué sólo nos pronunciamos cuando algo está mal?!

graciasAsí –pongamos por ejemplo- si en una cafetería me hacen sentir bien con su atención, pues lo agradezco en voz alta y así animo a quien me haya atendido para que continúe haciéndolo bien. Al principio imagino que me dará un poco de corte eso de decirle a alguien, por ejemplo, “agradezco enormemente que me haya atendido con una sonrisa” ¡incluso es más que probable que piensen que no estaré bien de la cabeza (así anda la humanidad)! pero luego creo el día será un poquito mejor para ese alguien y para mí.

Os animo al reto… yo voy a intentarlo, pues agradecer no cuesta nada y ¡además! es gratis ;D

Pin It on Pinterest

× Contacta por WhatsApp

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar