fbpx

Cuando hace muchos años decidí estudiar periodismo una de mis motivaciones era la aprender a expresar de mejor manera mis opiniones, mis sentimientos y mis reflexiones  para,  ¿por qué no?, encontrar un lugar donde publicarlos.  A medida que se acercaba esa posibilidad me invadió el miedo: miedo a que no gusten mis palabras, miedo a hacer daño a quien quiero, miedo a no ser comprendida, miedo al rechazo… miedos, miedos, miedos…. En vista de que en 20 años sólo he escrito cartas comerciales no he sido precisamente valiente ¿verdad?.

Bien, pues nunca es tarde para cambiar y hoy me he topado de frente conmigo misma y casi no me reconozco. Quiero recuperarme y quiero reencontrar mi valor. Hoy abro este blog para para obligarme a reflexionar, para atreverme a decir lo que quiera sobre lo que me apetezca, porque tengo derecho a decirlo, y tengo también derecho a cambiar de opinión. Ojalá tenga el privilegio de que lo leas, lo disfrutes e, incluso, lo comentes -pues le vendrá muy bien a mis reflexiones- …

Quiero escribir desde mi verdadero punto de vista, mi paradigma,  y con la intención de encontrar el lado positivo de todo aquello que me inspire, pues, como bien han demostrado muchos seres humanos -de esos que han dejado huella en su vida terrenal-, no hay nada tan malo que no tenga parte buena, y toda la oscuridad es susceptible de ser iluminada. Eso pretendo ser desde aquí: una luz en el sendero… de mi vida… de quien por ella me acompañe… y de quien por estas letras navegue. No sé si sabré encontrar tiempo, inspiración y disciplina pero  -al menos hoy-  aquí estoy…

Pin It on Pinterest

Esta web almacena cookies, si continuas navegando aceptas su uso: Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar