Mandalas

Mandalas

Mandalas

Si me conoces ya sabes que desde siempre me ha gustado pintar… y cualquier actividad artística en general. Cómo en todo, si no le dedicas tiempo, la habilidad va flojeando, y yo no lo he hecho, pero he decidido ponerme de nuevo a rescatar en mis manos esta habilidad que tanto despierta mi creatividad. Lo hago animada por el descubrimiento de la técnica de dibujar mandalas, palabra de origen sánscrito y significa círculo y representa la unidad, la armonía y la infinitud del universo mediante el equilibrio de los elementos visuales.

Los mandalas han estado presentes en casi todas las culturas, especialmente representados por los nativos americanos, el hinduismo, el taoísmo y el budismo, También se utilizan como recurso terapéutico desde que el psicólogo y psiquiatra suizo Carl Gustav Jung (1875-1961) estudió diseños de mandalas de diferentes culturas durante 20 años y encontró características comunes que podían utilizarse para trabajar aspectos emocionales reprimidos o no reconocidos, ¿interesante, verdad?

A mí, desde luego, me aportan serenidad, y han reabierto mi lado creativo. Además, su particular energía se transmite a todo aquel que contemple sus formas y colores, por lo que aquí os dejo una galería de fotos de los que he hecho hasta ahora, los hago en soporte papel, lienzo o contrachapado, y con acuarela, rotuladores o acrílicos.

Si te gusta alguno puedes encargarme una reproducción impresa en papel, y si te animas a encargarme un original, lo realizo sobre la base de tus gustos y aportando la energía que deseas atraer a tu vida, para que cada vez que lo contemples atraigas tus deseos ¿te animas?, pues llámame al 654948081 y me cuentas.

 

Tienda de impresión a demanda

También en el apartado tienda de esta web tienes algunos productos decorados con mis mandalas en la modalidad de “print on demand” (impreso a demanda), pero aún hay pocos, puedes echar un vistazo haciendo click aquí.

Mis manos

Mis manos

Mis manos

Mis manos son afortunadas, pues no todas las manos conservan intactos sus cinco dedos con todas sus uñas, a veces muy cortas y a veces, cada vez menos, algo más largas y barnizadas para presumir ante mí misma cuando las miro. Son manos que van cambiando con el tiempo, y ahora se ven más frágiles, con la piel menos elástica y con pequeñas manchitas, recuerdos de rayos de sol pasados. 

Mi mano derecha es la que más soporta la presión, ya que carga con el peso de escribir, de guiar mis pinceles y de acometer todas las actividades que requieren minuciosidad, no así mi mano izquierda, que disfruta libre de otras misiones más leves, como acariciar a mi gato, mientras la derecha, implacable, corta sin piedad las cuchillas que emergen de sus garras. 

Mis manos no suelen llevar adornos, a veces alguna pulsera, pero siempre lucen la alianza de oro blanco que Luis puso en mi anular izquierdo hace unos años… antes hubo otra durante 14, en la otra mano ¡qué curioso, la de la presión!, pero resultó apretar más de la cuenta y me la quité.

A mis manos les encanta jugar con el pelo negro de mi labrador, con la arena de la playa, y con los adornos de mi vestuario. También les gusta mojarse, ya sean sumergidas en la poza de algún río, en el mar o, simplemente, bajo el grifo al recoger la cocina cada noche. No tienen miedo a mancharse, y son muy curiosas, por lo que a veces sufren algún corte cuya cicatrización me recuerda lo importantes que son.

Y es que mis manos son muy importantes… ¡Han hecho tantas cosas!: han cuidado con mimo a mis dos hijas, han aprobado exámenes, han cocinado, han tejido, han hecho dos mudanzas, han tecleado muchas letras en muchos teclados, han intentado, sin éxito, sacar música de las cuerdas de una guitarra, han excavado en la tierra para plantar una semilla y han construido castillos en varias playas.

Pero sobre todo mis manos son geniales por saber hacer algo muy simple pero muy grande: disfrutar, dando y recibiendo.

Pin It on Pinterest

Esta web almacena cookies, si continuas navegando aceptas su uso: Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar